El lavado y cuidado de los alimentos en el hogar

La limpieza y el cuidado de los alimentos en casa: normas de almacenamiento y seguridad para una alimentación sana y una buena salud alimentaria familiar

Publicado: 25 Junio 2020
El lavado y cuidado de los alimentos en el hogar

Introducción

El hogar es allí donde descanso mi sombrero, cantaba Marvin Gaye hace ya unos cuantos años. No es una mala definición. Y nada convierte más tu casa en hogar que un lugar limpio, cómodo y seguro. 

La comida y la manipulación de los alimentos es parte fundamental de la salud familiar. Piensa no sólo en la higiene de tu cocina sino también en el almacenamiento y preparación de los alimentos que no tardarán en ser parte de uno mismo. La seguridad alimentaria es en gran parte nuestra responsabilidad y debemos trabajar desde casa para mantener la inocuidad

¿Cómo hacerlo? Higiene personal. Limpieza, de la cocina, de los alimentos. Almacenamiento y refrigeración adecuadas. Cocción apropiada. Así de sencillo. Alimentos de calidad bien conservados y preparados en una cocina limpia para una alimentación sana que evite todo tipo de contaminación alimentaria. No dejes de leer estos fáciles consejos a la hora de manipular alimentos de forma segura en el hogar.

¿Qué es la higiene de los alimentos y cómo mantenerla?

La higiene de los alimentos son todas aquellas medidas y procedimientos que se llevan a cabo para garantizar la inocuidad de estos, siendo el manipulador quien lleva sobre sus espaldas la responsabilidad de cumplir las normas y buenas prácticas.

A nivel de la industria se acuña el término higiene alimentaria, para referirse a los estándares que se deben ejecutar en toda la cadena de producción: fabricación, envasado, transporte, preparación, suministro o venta.

Tanto en el hogar como en los establecimientos el objetivo es el mismo: la inocuidad de los alimentos para salvaguardar la salud de la familia o de los clientes.

Te mencionaremos las medidas principales que debes tomar en cuenta:

  • Limpieza: Es necesaria la limpieza y desinfección de la cocina en general, así como de las superficies y utensilios que usas para cocinar, ya que de esa manera evitas la contaminación cruzada y la proliferación de bacterias.

          ¡El lavado de manos es un punto fundamental!, ya que  son el principal agente contaminante durante la manipulación de alimentos. A través de ellas              transmitimos los microorganismos y virus. Recuerda lavarlas antes y después de cocinar, entre cada tarea que realices.

          También es requerido lavar de forma segura los alimentos crudos, como vegetales, frutas y hortalizas, los cuales traen consigo las bacterias de su                  cosecha o por el contacto con otras superficies. 

  • Refrigeración: recuerda que cada alimento necesita cierta temperatura para mantenerse en óptimas condiciones. Los huevos, lácteos, embutidos, carnes, pescados, aves y mariscos, son productos delicados que se dañan si no los refrigeras o congelas rápidamente.
  • Almacenamiento: las condiciones ideales para mantener los alimentos imperecederos son espacios frescos, secos y limpios; de hecho, puedes observar esta recomendación en las etiquetas.
  • Cocción: la temperatura que debe alcanzar la comida para que mueran las bacterias son los 71°C. Pero si se trata de recalentar sopas y salsas, tienes que hervirlas.
  • Compra: para lograr una comida sana lo primero de debes hacer es adquirir los mejores productos. Exige calidad, frescura, limpieza en los envases o bolsas, latas sin abolladuras, paquetes en buenas condiciones, verifica la fecha de caducidad.

¿Qué daño causa la mala higiene de los alimentos?

La consecuencia de la mala higiene son las enfermedades de transmisión alimentaria, también conocidas como toxiinfecciones. 

Cuando confluyen factores como una incorrecta manipulación, falta de aseo en la cocina, deficiente o nula higiene personal, mezclar productos crudos con cocinados, dejar las comidas fuera de nevera; se origina la contaminación alimentaria y, por ende, las toxiinfecciones.

Entre las intoxicaciones alimentarias más comunes en España está la salmonellosis, listeriosis, escherichia coli y el norovirus. Pueden aparecer síntomas como dolor abdominal, náuseas, fiebre o vómitos debido a que se produce un trastorno gastrointestinal.

Ante algo así, te sugerimos que acudas al médico y lo comuniques a la autoridad sanitaria pertinente. No olvides que estas enfermedades puedes adquirirlas, inclusive, estando en casa si no cumples las normas higiénicas.

¿Por qué debemos lavar los alimentos antes de consumirlos?

Lavar los alimentos es un factor clave para asegurar la inocuidad alimentaria. En el caso de las hortalizas y vegetales, antes de consumir, es recomendable dejarlas sumergidas durante al menos 10 minutos en agua con lejía (1 cucharadita por cada 3 litros).

Esto para eliminar cualquier residuo de sustancia química o tierra después de su cosecha; además de las bacterias que pudieron adquirir durante su transporte y suministro.

Ten en cuenta que debes lavar todo alimento antes de su preparación o previo a su almacenamiento (en frigorífico o despensa).

¿Qué debe usar el manipulador para evitar la contaminación de los alimentos?

En las normas de manipulación de alimentos se establece un vestuario, que establezca una barrera preventiva entre nosotros como manipuladores y las preparaciones.

  • Gorro: sostiene el cabello para que no caiga sobre las comidas.
  • Tapabocas: es un límite para las bacterias que viven en nuestras mucosas.
  • Guantes: pueden ser anti cortes, térmicos o impermeables. Aunque los uses, debes lavarte las manos con frecuencia y entre cada acción realizada en la cocina.
  • Chaqueta manga larga, con cuello cerrado: una barrera entre la cocina y nuestra ropa de calle.
  • Delantal: también es una barrera que evita el contacto entre nuestra indumentaria de calle y los alimentos.
  • Zapatos anti resbalón, que sean lavables y posean una superficie fuerte ante el peligro de un corte.
  • Pantalón largo.

Al manipular alimentos en casa estas normas son equivalentes, pues la idea es evitar las toxiinfecciones y protegerte de accidentes mientras cocinas, como es el caso de quemaduras, cortes o aplastamientos.

¿Cómo conservar los alimentos en el hogar? Consejos útiles

Conservar alimentos en el hogar es una tarea muy fácil; toda vez que dispongas de tus propias estrategias para hacerlo, será rápido y preciso. ¡Manos a la obra!

  • Antes que nada, te aconsejamos que una vez compres los alimentos, no los dejes por fuera de nevera más de 2 horas. Lo mismo aplica para cuando cocines, es conveniente consumir inmediatamente. De hecho, distribuye las porciones de acuerdo a cada comida que vayas a preparar, para evitar descongelar una y otra vez. 
  • Los imperecederos deben permanecer en un ambiente seco, fresco y limpio. Evita todo tipo de humedad, donde se multiplican ágilmente los microorganismos.
  • Al guardar en la nevera no mezcles lo crudo con lo cocinado y lo fresco.
  • Las hortalizas, verduras, frutas y vegetales se conservan mejor en las gavetas del frigorífico.
  • Los lácteos, huevos o embutidos son más propensos a la proliferación de bacterias, por tanto, resérvalos inmediatamente a temperatura fría, entre 5°C y 8°C es lo ideal. 
  • La despensa debe estar bien ordenada, entre otras cosas, para que puedas estar pendiente de la fecha de caducidad de los productos.

Los alimentos refrigerados

Es necesario cuidar la cadena de frío, ya que así mantenemos inactivas las bacterias. La diferencia radica en la temperatura que requieren los alimentos para conservarse, que no debe ser mayor ni menor.

Por ejemplo, las carnes, pescados, aves y mariscos necesitan estar congelados; mientras que los vegetales se dañarían en un clima tan frío y, por ello, existen las gavetas del frigorífico.

Existen otros productos que en su etiqueta indican “manténgase refrigerado”, por lo que es conveniente ubicarlos en la parte media de la nevera.

El objetivo es que al llegar a tu plato a la mesa sea una comida en perfectas condiciones – sabor, color, olor –; además, que logres una alimentación sana que te proporcione los nutrientes necesarios.

Residuos y seguridad alimentaria

La disposición de desechos o residuos juega un papel destacado en la seguridad alimentaria, ya que si no sigues las medidas de higiene puede existir una acumulación y multiplicación veloz de bacterias.

Roedores, palomas, animales callejeros, moscas, hormigas y otros insectos pueden aparecer si no tapas adecuadamente o limpias los contenedores de basura, a diario. Además, debes mantener estos envases lejos del lugar donde preparas alimentos.


Ampliar información:


© Copyright 2021, manipularalimentosencasa.com. Todos los derechos reservados.